¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad crónica en la que la hipersensibilidad a un alérgeno (es decir, al polvo o al pelo de animales) o al aire frío o a los humos (generalmente de aparición tardía) causa irritación y un estrechamiento de las vías respiratorias, en particular de los bronquios de los pulmones.

¿Qué es lo que produce el asma?

Las vías respiratorias se inflaman y los espasmos musculares lisos dificultan la respiración. La dificultad se produce con la exhalación y esto es cuando se escuchan las sibilancias. La inflamación causa un exceso de producción de moco y se desarrolla una tos en un intento de eliminar el exceso de líquido.

Cómo puede evaluar un osteópata sus ataques de asma

Un osteópata está entrenado para evaluar todos los sistemas corporales y primero observará al paciente, observará cómo se mueve el pecho, buscará cualquier asimetría en el movimiento de las costillas o el tono muscular y observará la postura general. Escuchará para ver si hay sibilancias.

Luego, evaluará cómo se mueve la caja torácica, si hay restricciones o rigidez. Verifica que el diafragma se está moviendo, evalua la parte superior de la columna para detectar cualquier rigidez o sensibilidad en las articulaciones y el músculo. Es importante evaluar los músculos accesorios de la respiración, los que se utilizan en la respiración estresada o fatigada. Estos son los músculos de la parte delantera del cuello y de la parte superior de los hombros. También se deben evaluar las articulaciones y los músculos del cuello, así como los músculos faciales, que a menudo están sobrecargados de trabajo y pueden causar problemas de sinusitis.

Cómo un osteópata puede tratar los síntomas del asma.

El objetivo es mejorar la función respiratoria. Mejora la movilidad de la caja torácica mediante suaves movimientos rítmicos y estiramientos junto con un masaje de los tejidos blandos. Un osteópata a menudo trabaja en la liberación de la tensión del diafragma. El diafragma es una gran lámina de músculo que separa las cavidades superiores e inferiores del tronco. Cuando inhalamos, el diafragma es empujado hacia abajo y se aplana, para aumentar el espacio para que nuestros pulmones se expandan y al mismo tiempo masajea nuestros órganos digestivos. Si el diafragma está apretado, puede ser una causa de estreñimiento o Síndrome de Intestino Irritable.

Se trabajarán los músculos accesorios de la respiración y, si es necesario, los músculos faciales. También se pueden incluir técnicas para liberar la tensión de los senos paranasales y eliminar el exceso de acumulación de moco, lo que incluye el drenaje linfático.

Finalmente, el cuello tiene conexiones neurológicas con los pulmones y el diafragma y, por lo tanto, generalmente se incluye en un tratamiento para ayudar a aliviar los síntomas músculo-esqueléticos del asma.

¿Por qué y cuándo someterse a un tratamiento osteopático?

Es ideal comenzar el tratamiento lo antes posible, ya que esto previene la rigidez crónica de la caja torácica y el acortamiento de los músculos asociados. Los niños con asma suelen responder más favorablemente al tratamiento que los adultos a largo plazo.  Sin embargo, la osteopatía ofrece una dimensión músculo-esquelética para el tratamiento de los síntomas del asma, que no es abordada por la farmacología. Esto sólo puede ser beneficioso para pacientes jóvenes y crónicos, cuando se usa en armonía con la medicación prescrita.

En Fisioterapia y Osteopatía de los Ríos somos un equipo de profesionales en continua formación para poder dar a nuestros pacientes la mayor calidad en el tratamiento, destacando nuestra política de no dar más de TRES SESIONES seguidas para SOLUCIONAR el problema/disfunción. Ven a visitarnos en nuestra clínica en Fuengirola y conoce nuestros tratamientos.