¿Que causa el TDAH?

Nadie sabe exactamente qué causa el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), y a pesar de su nombre, este trastorno puede afectar a los niños de varias maneras diferentes. El TDAH no siempre significa ser hiperactivo. Un niño puede pasar tiempo mirando al vacío cuando debería estar leyendo, otro niño puede tener problemas para mantener sus ojos en el libro debido a todas las distracciones en la habitación, y en otro caso, el niño puede tener que leer la misma frase una y otra vez porque su mente está acelerada y no puede mantenerse concentrado en la lectura. Para los niños con TDAH, la vida puede ser abrumadora y caótica, y su comportamiento a menudo refleja eso. Como resultado, estos niños brillantes y capaces a veces tienen dificultades para alcanzar todo su potencial en la escuela y pueden ser etiquetados erróneamente como conflictivos o maleducados.

Síntomas del TDAH

 

Así como no hay una sola forma de TDAH en cuanto a sus síntomas en el niño afectado, también hay varias maneras de tratar el TDAH en los niños. Si bien los medicamentos pueden ser necesarios y eficaces para algunos niños, otros métodos para tratar el TDAH también están demostrando ser eficaces. Entre ellos nos encontramos, el método Tomatis®, cuyos resultados están resultando prometedores en el tratamiento del TDAH.

La atención es una parte importante de los síntomas del TDAH, ya que los niños afectados por el TDAH pueden estar desconcentrados, olvidadizos y distraerse fácilmente. Sin embargo, también vemos que con frecuencia se presentan dificultades sensoriales con el TDAH, y esto puede agravar la atención del niño. Un niño que no presta atención puede ponerse nervioso y por ejemplo dejar el lápiz que está utilizando y no saber dónde lo ha dejado. Para estos niños, el aula está llena de luces, sonidos y colores, lo que provoca que el niño se vea saturado de estímulos provocando falta de atención. Son varios factores que sumados dan lugar al diagnóstico de TDAH. El método Tomatis® aborda cada uno de estos problemas de forma individual, haciendo que el TDAH sea más fácil de controlar y que los síntomas sean menos evidentes.

 

Tomatís y TDAH

 

Durante una serie de sesiones en nuestra clínica, su hijo con TDAH usará un dispositivo de escucha especial y escuchará sonidos sintonizados a una frecuencia específica. Esta frecuencia estimula las partes del cerebro que ayudan a regular las funciones sensoriales y motoras, reentrenando al cerebro para que trabaje más eficientemente en esas áreas. Esto dará como resultado lo siguiente: mejora de la capacidad de concentración, aumenta la atención (a los niveles normales de atención para un niño de su edad) y, lo mejor de todo, disfrutará de ser un niño sin tener que preocuparse tanto por las consecuencias de un TDAH no tratado.

A veces todo lo que necesitas es un pequeño empujón en la dirección correcta, y una oportunidad para reajustar tu mente. Eso es lo que el método Tomatis® puede ofrecer a los niños con TDAH. Si quieres saber más escríbenos o ven a visitarnos a nuestro centro certificado Tomatis en Fuengirola